Las albas se encuentran preparando su viaje a Argentina para disputar la Rosario Cup, el último desafío previo a la Noche Alba y el inicio del campeonato.

Romina Parraguirre es la actual arquera de Colo-Colo. Desde el 2005 se desempeña como futbolista, donde ha registrado pasos por Universidad de Chile, Santiago Morning, NWS Koalas (Australia) y Colo-Colo. Fue parte de la selección chilena en varios campeonatos Sub-20 y además, ha participado en la selección adulta. En su segundo paso por Colo-Colo, fue campeona de la “Copa de Campeonas” (2015) y el 2007 cuando jugaba por Universidad de Chile fue escogida como la mejor deportista del fútbol femenino de Chile.

En esta oportunidad, la nueva arquera del ‘Cacique’ habló en exclusiva con Sentimiento Popular y abordó diversos temas como la Noche Alba femenina, la Rosario Cup, el estallido social, entre otros. A continuación la entrevista completa:

¿Cuales son sus expectativas para esta temporada?

“Primero, estar en un equipo donde vuelva la confianza, ya que Colo-Colo perdió mucha confianza estos 2 años en donde no hubo campeonatos para el club. Pero también mi expectativa es poder trabajar, dar el 100% al equipo, poder estar comprometida dentro y fuera de la cancha y que Colo-Colo vuelva a ser uno de los equipos más grandes que tiene Sudamérica”.

El 27 de febrero se enfrentarán a Boca Juniors en lo que será la primera “Noche Alba” femenina en la historia del club ¿Cómo reciben esta noticia? ¿Qué se siente ser parte de este hecho histórico para el fútbol femenino?

“Estoy súper emocionada, contenta y súper agradecida con Colo-Colo, porque creo que es algo que muchas jugadoras han soñado. O sea, yo vengo jugando hace 15 años y nunca había tenido una presentación tan bonita como la que tuvimos. Y ahora tener una Noche Alba, hace que sea increíble. Además, ser parte de la primera Noche Alba va a marcar una historia, eso a muchas las va a marcar dentro de su vida, que tu familia te vaya a ver, que griten cuando digan tu nombre… eso va a estar super bonito”.

Su próximo desafío como equipo es la Rosario Cup, en Argentina ¿Qué esperan de este torneo?

“Yo creo que con este torneo vamos a ganar más confianza como equipo, ya que muchas jugadoras somos nuevas. Entonces podremos aprender la estrategia con el equipo, trabajar en equipo con las chicas, yo creo que nos va servir mucho en ese sentido”.

Hace unos días terminaron su pre-temporada en Los Álamos, donde no solo prepararon lo que será este año, sino que también llevaron a cabo una gran labor social ¿cómo vivieron esos momentos compartidos con la gente de la comuna?

Fue súper lindo compartir con la gente del sur, ya que la gente que vive fuera de Santiago son súper cariñosas con nosotras, entonces fue súper entretenido, los niños y las niñas estaban muy emocionados por tener a Colo-Colo femenino, como nosotras también de tenerlos a ellos. Pero creo que es muy importante seguir trabajando esa área de compartir con la sociedad y enseñarles también, enseñarles que nosotras a pesar de ser profesionales tenemos un pasado de mucho sacrificio y esfuerzo para poder estar donde estamos”.

A principio de año se dio a conocer la noticia que el plantel femenino de Colo-Colo sería totalmente profesional, sin duda una gran noticia para el club y el fútbol chileno en general. Sin embargo, aún quedan muchas cosas por hacer para lograr la tan ansiada igualdad entre el plantel masculino y femenino ¿Qué tan lejano (o cercano) ves qué se pueda dar esta igualdad entre hombres y mujeres en el fútbol?

“En mi opinión personal, se dio un paso muy importante (el que todas tengamos contrato), sabemos que la cantidad de lo que una gana no es lo mismo que un hombre profesional. Pero también hay que saber que el fútbol femenino no tiene tantos auspiciadores y no hay mucha inversión, entonces eso también es lo que pasa y nos ponemos en el lugar de la gente de Colo-Colo. Pero si estamos contentas, porque dieron un paso y sabemos que con ese paso van a seguir avanzando”.

Tuviste un paso por el fútbol chileno y además en Australia, respecto a tu período fuera del país ¿Cuales son las principales diferencias entre estos dos países? Tanto en lo social como en lo deportivo.

“El fútbol allá esta mucho más avanzado, le lleva como 5 años o más a Chile. Todos los partidos eran muy competitivos, no había ningún partido donde pudieramos ganar 5-0 o 9-0, que es lo que pasa mucho acá en Colo-Colo, son equipos que invierten en las jugadoras, donde se preocupan de las jugadoras y quieren que el fútbol también crezca, eso hace que el fútbol sea más dinámico, más rápido y mucho mejor.

“En lo social, la cultura es diferente, las niñas empiezan a jugar a los 5 años fútbol con hombres y después las van separando por categorías con mujeres, pero uno allá no tiene que sufrir lo que sufrimos nosotras, que fue el bullying de poder jugar fútbol con hombres y nos llamaban “marimachos” o también que a nosotras nos dejaban mucho de lado. Eso no pasa allá en Australia, ya sea culturalmente o deportivamente nos llevan 10 años de diferencia”.

Respecto a Colo-Colo ¿Qué diferencias encontraste cuando regresaste este año al club?

“Una pequeña diferencia es que le están dando más enfoque al fútbol femenino, siempre lo he dicho, Colo-Colo es uno de los equipos que más ha invertido en el fútbol femenino y por eso también es uno de los equipos más grandes de Chile y Sudamérica. Pero, ahora estamos trabajando con gente que apoya el fútbol ,como Harold, que todos sabemos que el fue uno de los pioneros para tener el mundial el año 2008 y están trabajando muy fuerte, buscando auspiciadores, creando muchas cosas para que nosotras podamos mostrarnos como jugadoras para la gente, demostrar que el fútbol femenino está creciendo y va a seguir creciendo”.

El campeonato femenino comienza en marzo y se espera que el estallido vuelva con la misma o más fuerza que en octubre ¿Qué posición toman ustedes como jugadoras respecto a lo qué pueda pasar? Ya sea una suspensión del campeonato nuevamente o cualquier situación que pueda surgir por lo que está viviendo el país.

“En mi opinión, creo que si estamos viendo que a las jugadoras le está afectando el estallido social, el campeonato se debería parar lamentablemente. Chile está viviendo una situación muy difícil, en donde yo creo que la mayoría de las jugadoras apoya el estallido social, pero sabemos que como jugadoras no podemos hacer mucho. Así que solamente nos queda apoyar y si nos está afectando como jugadoras, ya sea no yendo a los entrenamientos porque hay mucha violencia o en los mismos partidos se da la violencia que estamos viendo en el fútbol masculino se debería parar. Pero de lo contrario, para mí el fútbol femenino es aparte, es una alegría que se le da a la gente y sería muy importante que lo dejen jugar, para poder darle una alegría a la gente en este marzo que se viene relleno de cosas”.

Fotografía: Sebastián Ordenes/Colo-Colo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí