Fotografía: Andrés Pina/ Photosport

El argentino es recordado por su agónico gol a U. de Chile: con lluvia, polémica, en el Estadio Nacional y una efusiva celebración de la parcialidad alba en el Clausura 2010.

Javier Campora llegó al “Popular” para ponerse bajo las órdenes de Diego Cagna, sucesor de Hugo Tocalli en la banca alba. Fue anunciado como refuerzo de cara al segundo semestre y recaló en un equipo consolidado: campeón en la temporada anterior y líder del torneo local. El formado en Rosario Central vino a reforzar la delantera compuesta por Miralles y Paredes. No destacó, pero dejó grabado en la memoria de los hinchas uno de los goles más gritados en los superclásicos de la última década.

Campora venía de una temporada irregular en Aris Salónica (Grecia) y tuvo un deslucido paso por Macul, ya que solo convirtió cuatro goles en 722 minutos jugados. Sin embargo, uno de estos quedó marcado en la memoria de varios colocolinos y colocolinas. Fue contra “La U” en el Clausura 2010.

En una tarde lluviosa, el 7 de noviembre de ese año, Javier Campora quedó grabado por siempre en la retina de los más jóvenes del pueblo colocolino. Ese día anotó el empate definitivo ante “La U” y dejó a Colo-Colo como líder del torneo. El gol llegó con todo en contra: en el último minuto, con dos jugadores menos, en evidente posición de adelanto y una lluvia intensa. Desató la locura en el Estadio Nacional.

La polémica vino después, cuando en la repetición de la jugada se observó que al juez de línea se le cayó el banderín y perdió de vista la jugada del gol. En tiempos dónde aún no existía el VAR, el árbitro no pudo objetar el tanto.

Ante su escaso aporte goleador, el ex Deportes Concepción (2005) debió volver a su natal Argentina al finalizar la temporada.

En 2011 volvió a ser el máximo anotador de la primera división trasandina con Huracán, pero su equipo no pudo escapar del descenso. También estuvo en Racing Club (2012-2013) y en All Boys (2013-2014), donde convirtió en algunas ocasiones, más no consiguió volver a destacar.

En el año 2015 puso fin a su carrera profesional con 35 años. Para ese entonces, Campora militaba en el Veria FC, en la Tercera División del fútbol griego.

El año pasado el trasandino conversó con DaleAlbo Radio sobre ese icónico momento. “Fue uno de los goles que más grité en mi carrera. No era muy efusivo, pero ese partido tuvo muchos condimentos que me hicieron explotar de alegría y fue un recuerdo muy lindo que me llevo conmigo”, sinceró.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí