El paraguayo marcó en la obtención del Clausura 2009 y se consagró campeón frente a U. Católica. Además, siempre tuvo el respeto de la hinchada por su entrega en la cancha y su capacidad goleadora.

Cristián Bogado Moringas llegó a Colo-Colo a mediados de 2009, para ser dirigido por Hugo Tocalli. El técnico trasandino quiso fichar al delantero para tener variantes en ofensiva, puesto que aún no se definía la situación de Lucas Barrios. Vistió la camiseta ‘alba’ durante un año: fue campeón del Clausura 2009 y marcó 9 goles en 31 encuentros disputados

‘Torito’ Bogado se formó como futbolista en el Sol de América de su país natal, Paraguay. En la misma liga militó en Libertad y Nacional -dos de los grandes de esa competencia-, consiguiendo su mejor rendimiento en este último. Sus nueve goles en la temporada 2007 le significaron una oportunidad en Estudiantes de La Plata, en la Primera División Argentina, pero no consiguió regularidad y recaló en Chile, dónde se perfiló como un goleador nato en Deportes Iquique tras convertir ocho goles en 13 partidos. Su llegada al ‘Popular’ llenó de esperanza al conjunto ‘albo’, que adquirió su carta.

En el Clausura 2009, Bogado y el equipo completo la tuvo difícil. No salía nada en las primeras fechas y Colo-Colo era colista del torneo hasta la fecha 11. Luego vino una remontada épica frente a Ñublense, y el resto es historia: Colo-Colo se coronó campeón en Play Off’s frente a la Universidad Católica. El encuentro termino 4-2, y el último tanto fue obra de Bogado.

Para 2010, Tocalli presentó su renuncia y con ello Bogado perdió protagonismo. Esto le significó partir a préstamo a Olimpia a mediados de ese año.

En 2011, regresó a Deportes Iquique para pelear la Primera División. Sin conseguir este primer objetivo, el pase de Bogado fue adquirido por los iquiqueños y se convirtió en uno de los goleadores históricos de los ‘dragones celestes’ con 39 anotaciones.

En 2014, 2016 y 2017, tuvo pasos por Unión Comercio, en Perú. En su primera estancia convirtió 19 goles, fue el segundo goleador del torneo peruano y clasificaron a la Copa Sudamericana. En la segunda oportunidad solo consiguió tres anotaciones, pero en su último paso se reivindicó con 20 goles e incluso despertó el interés de Alianza Lima.

El 2018, volvió a Chile para incorporarse al Audax Italiano y reemplazar a Sebastián “Loco” Abreu. Su estancia en los itálicos fue poco vistosa y le significó grandes críticas por su forma física.

En 2019, pasó por River Plate de Paraguay y Club Sport Resistencia, de la Segunda División guaraní.

Bogado aún sigue haciendo de las suyas en Paraguay, este año defiende al Ytororó de San Antonio, club de Tercera Categoría, y consiguió clasificar a la Copa de Paraguay representando a la Federación de Fútbol de Central, uno de los distritos que componen la Unión de Fútbol del Interior (UFI). Se esperaba que enfrentaran a Sportivo Luqueño durante abril, cuestión aún incierta por la pandemia de COVID-19.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí