4 de abril de 1925. En plena reunión de socios de Magallanes, un joven David Arellano gritó “Vámonos Quiñones, que jueguen los viejos!”. Esta frase marcó el primer paso para la posterior fundación de Colo Colo.

Esta exclamación marcó el punto de quiebre entre Magallanes y el grupo de jóvenes, liderados por David Arellano, que reclamaron mayor protagonismo para los juveniles del club y un pago regular hacia los jugadores. Finalmente, los “rebeldes”, abandonaron la reunión y se alejaron para siempre del CSD Magallanes.

Tras abandonar la reunión, el grupo liderado por Arellano se dirigió al bar Quitapenas, donde finalmente surge la idea de fundar un nuevo club. Tras descartar algunos nombres como Arturo Prat o Independiente, el grupo optó por la opción Colo-Colo.

David Arellano, Francisco Arellano, Rubén Arroyo, Nicolás Arroyo, Luis Mancilla, Clemente Acuña, Juan Quiñones, Rubén Sepúlveda, Luis Contreras, Salvador Torres, Togo Bascuñán, Guillermo Cáceres y Armando Stavelot, fueron los trece jóvenes que hicieron historia al abandonar Magallanes y ser guiados por David Arellano, en el camino de la senda triunfal.

Finalmente, ese grupo de jóvenes rebeldes, fundó Colo Colo un 19 de abril de 1925, pero el primer paso para la creación de este, se dio hace 95 años con la frase “Vámonos Quiñones, que jueguen los viejos”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí