La consagración de Claudio Bravo no fue sencilla. Durante su etapa en las visiones inferiores de Colo Colo, buscaron sacarlo del plantel, producto de su baja estatura y errores puntuales que significaron la eliminación del popular en más de una ocasión.

El primero de estos, fue un error ante la Universidad de Chile, en la sub14, sin embargo, el mentor de Claudio Bravo, Julio Rodríguez, puso las manos al fuego y amenazó con irse en caso de que “corten” al guardameta nacional.

El segundo caso corresponde a un rumor con Jorge Toro, técnico de la sub 17 para ese entonces; el cual decía que, tras un fallo garrafal ante la Católica, el “chino” le dijo en el camarín: “si fuera por mí, tú no estarías en Colo Colo”.

Finalmente, Un 10 de abril de 2003, tras una lesión sufrida por el portero Eduardo Lobos, el joven guardameta nacional tuvo su oportunidad de debutar con el primer equipo de Colo Colo, en el último partido de la fase de grupos de la Copa Libertadores 2003.

El cacique sin opciones de clasificar a Octavos de Final, viajó hasta Colombia para jugar contra Independiente de Medellín. El partido fue ganado por el conjunto cafetero por 2-0, con dos goles de Jorge Serna.

El equipo dirigido por Jaime Pizarro formó con Claudio Bravo, Luis Mena, Cristian Gómez, Miguel Aceval, Marcos Millape, Braulio Leal, Marco Villaseca, Joel Reyes, Miguel Romero, Manuel Neira y Juan Pablo Úbeda. En el complemento ingresó, Gonzalo Fierro y Fernando Meneses.

Un par de semanas después, Claudio Bravo hace su debut en primera división un 27 de abril de 2003, en un empate 1-1 frente a Deportes Puerto Montt, válido por la undécima fecha del Torneo de Apertura 2003.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí