Roberto Rojas habló sobre su paso por Colo-Colo, lo que significó para su vida y carrera.

Roberto “Cóndor” Rojas es catalogado como uno de los mejores arqueros en la historia de Colo-Colo, arribó al club en 1982 y permaneció por 5 años donde ganó la Copa Chile y el Campeonato Nacional en 2 ocasiones, para luego emigrar a Brasil y convertirse en figura del Sao Paulo.

El ex arquero del “Cacique” y la selección chilena conversó sobre su paso por el club y sus sentimientos por el “Popular” con el sitio oficial de Colo-Colo.

Sobre su llegada al club luego del gran campeonato que hizo con Aviación, el histórico arquero chileno afirmó que: “llegó (Lizardo) Garrido y (Raúl) Ormeño a mi casa de manera rápida diciéndome que Pedro García me quería en el club”, además confesó que la semana anterior había tenido negociaciones con Universidad de Chile que no prosperaron porque para Fernando Riera, técnico de la “U” en ese entonces, era “muy joven para el arco de la U”.

Llegar a Colo-Colo significaba un gran desafío para el joven arquero, ya que debía competir con Mario Osbén, otro de los grandes arqueros de la historia del fútbol chileno. “Yo sabía que necesitan un arquero, ya que Mario Osbén pasaba más en la Selección preparándose para el Mundial del 82 y así fui jugando. Yo siempre fui hincha de Colo-Colo. Desde chico iba al estadio. Crecí viendo jugar al plantel del 72 y después, encontrarme con Caszely, Herrera en el camarín fue un sueño”, agregó.

Sin embargo, pese a las críticas por su juventud fue titular y campeón con el cuadro albo. El radicado en Brasil, contó una anécdota que tuvo con el famoso periodista deportivo, Julio Martínez. “Cuando llegué, recuerdo que perdimos los primeros partidos y en esa época estaba Julio Martínez y él bajó al camarín de Colo-Colo y me dijo que me encontraba muy joven para defender el arco de Colo-Colo”, sin embargo, aceptó las críticas y demostró que tenía un lugar en el equipo gracias a sus grandes actuaciones.

“Todo era alegría en Colo-Colo. Desde los entrenamientos a los viajes. Lo que más extraño es estar con mis compañeros, conversar de fútbol, compartir. Salir a una cancha a estadio lleno, jugar los grandes partidos”, expresó sobre el ambiente en el camarín del “Cacique” por esos años.

Respecto al titulo que gana el “Popular” en el año 1986, el “Cóndor” contó que: “Al ser una final y ser la figura del partido, ganar un título te da un sabor diferente, ya que recordé cuando era hincha y veía en las galerías las vueltas olímpicas”.

Además, afirmó sentirse realizado en Colo-Colo y en el fútbol, ya que lo primero que se le viene a la mente al pensar en el “Cacique” son sueños desde pequeño que pudo cumplir.

Por último, les dejo un mensaje a los futuros arqueros del fútbol chileno y del club: “El arquero nunca tiene que dejar de aprender, siempre puede mejorar, ya que piensa diferente actúa diferente y tienen que estar preparado para eso. Aceptar las críticas, ya que con las exigencias de hoy en día, son un arquero-atleta. Llegar no es fácil, pero cuando se llega, hay que saber mantenerse”, concluyó.

El ex portero de la selección tuvo pasos como entrenador en Brasil y Paraguay, en equipos como Sao Pulo, Sport Recife y Guaraní.

Artículo anteriorEfeméride: Colo Colo gana su quinta Copa Chile
Artículo siguienteEFEMÉRIDE: EL DÍA EN QUE ELSON BEYRUTH DEJÓ DE SER JUGADOR DE COLO-COLO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí