El actual entrenador de Santiago Wanderers recordó lo que fue convivir con la salida de Dabrowski y el primer año de Blanco y Negro en Macul, afirmando que su retiro pasó más por un tema mental que físico.

Miguel Ramírez analizó lo que fueron sus últimos días como capitán de Colo-Colo, donde tuvo que lidiar con la sorpresiva salida de Ricardo Dabrowski como entrenador del “Cacique” y la llegada de Blanco y Negro a la administración.

El ex futbolista recordó esos momentos en conversación con Redgol, asegurando que: “Fue difícil, al capitán y a ningún jugador le tienen que avisar cuáles son las decisiones que van a tomar los dirigentes. Te pueden comentar. Fue rápido, y especial, ya había comenzado la pretemporada, llevábamos dos días trabajando, llaman a Ricardo, Patricio Jamarne (sindico), lo desvincularon del club”.

Además, “Cheito” Ramírez, destacó la labor que cumple el líder del equipo en estas situaciones y el desgaste que trae para este, asegurando que el capitán es el que más sufre. Por otra parte, recordó lo que le tocó vivir a él afirmando que: “Era el capitán, tenía que estar al frente de las conversaciones, de declaraciones, conferencias de prensa, va significando un desgaste enorme”

Tras rememorar los difíciles momentos que vivió como capitán del “Popular” comparó lo que vive hoy Esteban Paredes al frente de las negociaciones con la concesionaria: “Tener que estar lidiando con las dificultades que hay en el equipo, de los dirigentes con los jugadores, de los dirigentes con los entrenadores, vivir con el asedio del medio, es muy desgastante y eso es lo que está viviendo Esteban Paredes en este momento”.

Por último, confirmó que su retiro fue por un tema mental más que físico, ya que: “Esas situaciones llevan a un desgaste tremendo”. Concluyó.

Miguel Ramírez en Colo-Colo consiguió 4 títulos nacionales, 3 Copas Chile, 1 Copa Libertadores, 1 Copa Interamericana y 1 Recopa Sudamericana.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí