Tras ser campeón del Torneo Nacional 1972, el popular se clasificó a la Copa Libertadores del año siguiente; en la cual, llegarían a disputar la final contra el campeón vigente, Independiente de Avellaneda.

Colo Colo 73′, es sin duda alguna, uno de los mejores planteles de la historia alba y del fútbol chileno. Un equipo dotado de un gran juego colectivo y envidiables individualidades, realizando un gran desempeño a nivel internacional.

Para acceder a la final, el popular fue el líder en ambas fases de grupos; primero, frente a Emelec, El Nacional y Unión Española. En la fase de semifinales quedó primero del grupo, superando a Cerro Porteño y Botafogo.

De aquí en más, comienza el que para muchos fue “El robo del 73”. En la final de Ida, Adolfo Nef es empujado con el balón dentro de la portería, acción que fue validada como gol. Sumado a esto, el “Negro” Ahumada sería injustamente expulsado por una falta intrascendente.

En la final de vuelta, disputada en Santiago, los árbitros volverían a ser protagonistas, ya que, se le anuló un gol legítimo a Carlos Caszely, por un inexistente fuera de juego. Con ese tanto Colo Colo era campeón, no obstante, al ser anulado, obligó a jugar un partido de desempate en territorio neutral.

6 de junio de 1973, Colo Colo e Independiente disputaron el desempate de la final en la ciudad de Montevideo. El cuadro albo recuperó a Sergio Ahumada para este encuentro, por lo que, Elson Beyruth fue la única baja del popular, tras abandonar el plantel en el último partido de semifinales.

El equipo del “Zorro” Álamos fue: Adolfo Nef, Mario Galindo, Rafael González, Leonel Herrera, Alejandro Silva, Guillermo Páez, Francisco Valdés, Sergio Messen, Sergio Ahumada, Leonardo Véliz y Carlos Caszely. En la segunda parte ingresaron Gerardo Castañeda y Alfonso Lara.

El cacique partió por debajo en el marcador, después de que Mario Mendoza anotara el 1-0. No obstante, al minuto 39, tras un gran remate, Carlos Caszely pondría la paridad en el marcador, decretando el 1-1 parcial. Posterior a esto, vino un hecho que condicionó el trámite del partido; Leonel Herrera fue expulsado y Colo Colo quedó con un hombre menos.

Colo Colo lo intentó, pero no lo logró. Miguel Ángel Giachello anotó al 106′ y decretó el 2-1 definitivo. Colo Colo perdió el encuentro, pero cayó luchando. Según se dice, diez mil dólares costaba la final para los árbitros. Opción que no fue tomada en cuenta y terminó privando a Colo Colo de ser campeón de Libertadores; afortunadamente, el fútbol da revanchas.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí