A finales del 2018, Blanco & Negro había llegado a un acuerdo con la empresa inglesa Umbro, para que esta fuese quién vista a Colo Colo, desde la temporada 2019, hasta el año 2023.

Colo Colo denunció a Umbro ante la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) por incumplimiento de contrato. Por lo que, este acontecimiento supone un nuevo capítulo en la crisis financiera en qué ha estado inmersa el club.

A través de un comunicado oficial, Colo Colo expresó la necesidad para que la empresa inglesa regularice sus pagos. Sin embargo, también señala que la empresa ha abandonado las negociaciones. Ante esto, B&N optó por exponer la situación ante el CMF, por “graves y reiterados incumplimientos de contrato”.

La situación actual con Umbro supone un nuevo problema para Colo Colo en materia financiera. Ya que, a la ya conocida teleserie en torno a los sueldos, se le suma este acontecimiento con la marca de vestimenta deportiva suponía un ingreso de 3.2 millones de dólares por año.

El abandono de las negociaciones, junto con la denuncia puesta por Blanco y Negro, puede suponer el término anticipado del contrato entre las empresas. De ser así, la dirigencia alba tendría un serio problema de financiamientos, pues perdería uno de sus principales contribuidores.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí