En esta nueva sección de Sentimiento Popular destacamos figuras históricas de nuestro club. Partimos con su fundador, el gran David Arellano.

Nacido el 29 de julio de 1901, David Alfonso Arellano Moraga fue el sexto y penúltimo hijo del matrimonio de Antonio Arellano y Rosario Moraga. Desde pequeño, David mostró interés en el deporte. Junto con su hermano Francisco, David tuvo un breve paso por el Instituto Comercial en Arica, donde comenzó a jugar a la pelota. 

De regreso en su ciudad natal, Santiago, David ingresó a Escuela Normal de Preceptores “José Abelardo Núñez” en Santiago. Allí pasó a formar parte del equipo oficial de la escuela. Más tarde fue reclutado por Enrique Abello, sostenedor del Club Deportivo Magallanes, para unirse a dicho conjunto.

El 25 de octubre 1924, David vistió por primera vez la camiseta de la selección nacional. Posteriormente, problemas con la dirigencia de Magallanes lo llevaron desvincularse del club y formar uno construido con sus propias principios. Lo llamó Colo-Colo. 

Colo-Colo Football Club.

David no dejó de lado su pasión por enseñar. Mientras era jugador de Colo-Colo, también ejercía como profesor de instrucción primaria en la Escuela n.º 52 de Santiago.

Luego de participar en el Campeonato Sudamericano de 1924 con la selección y observar cómo entrenaban en otros países del continente, Arellano quería que el fútbol chileno siguiera sus ejemplos y se volviera profesional. Prácticas y entrenamientos semanales, además de que los jugadores pudieran tener sueldos, fueron alguna de las ideas del innovador David Arellano. 

Así se gestó la gira internacional Colo-Colo en 1927, que se convirtió en el primer equipo chileno en disputar un partido en Europa. El 3 de mayo de 1927, en el día más triste en la historia de Colo-Colo, David Arellano falleció luego de recibir un golpe en el partido con Real Unión Deportiva de Valladolid del día anterior.

Su muerte enlutó a todo el pueblo chileno. En Los Sports, la principal revista chilena dedicada al deporte en esos tiempos, comentaron una semana después: “¿Por qué ese estremecimiento colectivo? Porque David Arellano ya no se pertenecía a sí mismo ni a los suyos; nos pertenecía a todos: ¡le pertenecía a Chile entero!”

En memoria del fundador y primer capitán de Colo-Colo, la camiseta del equipo lleva una banda negra encima de su insignia para representar el eterno luto por la partida temprana de David Arellano. 

Artículo anteriorEfeméride: Copa Digeder 1989
Artículo siguienteBlanco y Negro planifica que exámenes PCR del plantel sean este jueves

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí