“Que usar una camiseta no sea garante de impunidad”, con estas palabras el Club Social y Deportivo Colo-Colo se refirió a las acusaciones sobre el mediocampista albo.

Durante la última semana la pólemica ha girado en torno a Leonardo Valencia, debido a una ‘funa’ por no pago de pensión de alimentos y violencia psicológica hacia su ex pareja Valeria Peréz.

La madre de los hijos del “10” albo, ha publicado en redes sociales diversas denuncias hechas en fiscalía desde el 2011 a la fecha Porviolencia intrafamiliar, sumado al no pago de pensión alimenticia.

A través de un comunicado difundido en redes sociales, la Comisión de Género Rosario Moraga, detalló lo siguiente: “Son días de dolor, solidaridad y catarsis para miles de mujeres. En este contexto, cuando todo un país clama justicia para Antonia, hemos conocido una ‘funa’ en contra de un jugador del plantel de Colo Colo”.

View this post on Instagram

Son días de dolor, solidaridad y catarsis para miles de mujeres. En este contexto, cuando todo un país clama justicia para Antonia, hemos conocido una “funa” en contra de un jugador del plantel de Colo Colo. No es la primera vez que se conoce un caso similar, donde una mujer acusa de violencia física, sexual económica y/o psíquica a un jugador de futbol o a un integrante de un club deportivo. Hace menos de un mes, también conocimos públicamente las denuncias del plantel femenino de Palestino por acoso sexual contra el ex kinesiólogo de su equipo. En ambos casos hay un factor común: la VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES ejercida por parte de personas que integran clubes deportivos, y que supuestamente, representan valores deportivos e institucionales. Es en este contexto, además de repudiar estos hechos denunciados, emplazamos a las y los dirigentes deportivos del fútbol profesional chileno a comenzar a instaurar áreas de género en sus instituciones, a formar comisiones y protocolos que no sólo sancionen, sino que eduquen sobre equidad y género a todos quienes forman parte de sus clubes, desde las áreas formativas a las profesionales. Hoy vemos como en Argentina los clubes emblemáticos cuentan con áreas de género con protocolos aprobados y en procesos de validación. Un ejemplo a seguir por el mundo deportivo. En tanto, en nuestro Colo-Colo, en menos de un año dos jugadores se han visto involucrados en situaciones de violencia contra la Mujer. Ante este escenario, sólo nos queda insistir y perseverar porque los cambios culturales también permeen en la cancha. La idolatría no puede ser sinónimo de ceguera hacia quienes visten y representan a Colo Colo. Que usar la camiseta de un club, ganar campeonatos o récords no sea garante de la impunidad para quienes aún osan de violentar a las mujeres. Que las denuncias o funas, conocidas por el mundo del fútbol no queden sólo como testimonios en redes sociales, sino que se asuman como un desafío a trabajar por las S.A deportivas que hoy administran los clubes. Nos urge que los ídolos de los y las niñas sean además de profesionales, personas íntegras y que representen el sentir de sus hinchas, socias y socios.

A post shared by Comisión Género Rosario Moraga (@generocsdcolocolo) on

En el mismo comunicado se emplaza a los dirigentes deportivos del fútbol nacional a crear protocolos y comisiones que no sólo sancionen, si no que eduquen sobre equidad y género a quienes forman parte del club.

Además, la agrupación finalizó enfatizando en que esperan que los cambios culturales “permeen la cancha” y que “usar la camiseta de un club, ganar campeonatos o récords no sea garante de la impunidad para quienes aún osan de violentar a las mujeres”, señala el comunicado.

Para cerrar, remarcaron el llamado a los clubes y Sociedades Anónimas Deportivas para que trabajen el tema. “Nos urge que los ídolos de los y las niñas sean además de profesionales, personas integras y que representen el sentir de sus hinchas, socias y socios”, concluyen.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí