Después de cinco meses sin fútbol, Colo Colo volvió a las canchas. No obstante, el tan esperado retorno, no fue acompañado de un buen resultado, pues el “cacique” cayó frente al colista Santiago Wanderers por tres goles a dos.

A continuación, te dejamos el análisis de Sentimiento Popular, sobre el desempeño “Uno a Uno” de los jugadores de Colo Colo en el partido de hoy.

Brayan Cortés: Realizó un par de buenas intervenciones para contener dos tiros desde fuera del área y se mostró sólido en algunas salidas. No obstante, tras el primer gol de Wanderers bajó notoriamente el rendimiento, ya que no intervino en el juego y tuvo una mala salida en el segundo gol rival; posiblemente por eso no salió más, y le terminaron haciendo dos goles en área chica.

Óscar Opazo: Tuvo importante complicidad en el primer y tercer gol de los caturros. En el primer tanto, no estaba en posición; es más, estaba pegado a la banda izquierda. Mientras que en el último gol de Gutiérrez, le dio demasiado espacio a Rotondi para sacar un centro que terminó en gol. No se mostró sólido en defensa, y tampoco fue el agente ofensivo que nos tiene acostumbrados.

Matías Zaldivia: Jugó su primer partido después de un año fuera de las canchas y se le notó. Zaldivia estuvo bien en el toque de balón, no obstante tuvo claros errores en marcaje. Enzo Gutiérrez le ganó la posición con mucha facilidad en su primer gol, mientras que en el segundo gol de Gutiérrez, no se habló con el Chaco y el argentino se les metió entre medio. Mal partido.

Juan Manuel Insaurralde: Se le puede destacar un par de cruces y despejes; más que eso no. El error defensivo más evidente fue en el tercer gol, cuando perdió inapelablemente la marca de Enzo Gutiérrez.

Gabriel Suazo: Ha declarado que no se siente cómodo como lateral izquierdo, y así lo demostró. Se mostró muy pasivo en el marcaje de Marco Medel, quién realizó el centro que conllevó al primer gol wanderino. Más allá de eso, pasó desapercibido.

Carlos Carmona: Dio la impresión de no estar jugando; no apareció para ofrecer salida cuando los centrales tuvieron complicaciones para salir jugando. El equipo se saltó el mediocampo y se notó, pues Carmona no apareció.

Branco Provoste: Su rol en el equipo es conectar la línea defensiva con los atacantes y no lo logró; realizó buenos pases en largo, pero no generó ocasiones, ni supo distribuir el juego.

Leonardo Valencia: El penal lo salva. Se le vio activo, pues participó en ataque, pero esa participación estuvo de la mano con la falta de finiquito, ya que desaprovechó varias oportunidades claras de gol y desapareció completamente durante el segundo tiempo.

Pablo Mouche: Durante la primera parte, aportó con un par de llegadas por su banda, no obstante la distribución del juego fue nula y el ataque se concentró mayoritariamente por la banda derecha, por lo que no tuvo el protagonismo que acostumbra. Le faltó subir un poco las revoluciones.

Marcos Bolados: El mejor de Colo Colo. Después del partido exhibido, no es mucho decir, sin embargo, durante el primer tiempo fue el principal agente ofensivo de Colo Colo. Asistió a Paredes y provocó el penal. Además realizó varios sprints por su banda, que terminaron en ocasiones. No obstante, quedó reventado, pues el ataque siempre fue dirigido hacia su banda.

Esteban Paredes: El hincha es consciente que Paredes no está para jugar 90 minutos y se le criticó mucho en la previa, diciendo que no estaba para ser opción. No obstante, respondió con un golazo. Dejando de lado del gol, se le vio participativo en la elaboración de juego y aguantando balones.

Nicolás Blandi: No se notó su presencia. No le quedó ningún balón, ni logró generarse alguna oportunidad. No obstante, el equipo estaba generando pocas jugadas colectivas, por lo que era difícil que logre aparecer.

Cesar Fuentes: Ingresó para darle más toque al equipo y distribuir juego en la última parte del encuentro. Sin embargo, no lo logró, corrió detrás del balón, más que adueñarse de este.

Julio Barroso: Salió a la cancha en la etapa final del encuentro y no tuvo relevancia alguna en el juego. Si bien el partido de los centrales albos fue muy bajo, no se justifica su ingreso con el marcador en contra y poco tiempo por jugar.

Matías Fernández: Entró a la cancha después del 3-2 como “esperanza salvadora”, pero no contribuyó a la elaboración de juego. Tuvo un remate, no mucho más.

Colo Colo hizo un buen primer tiempo, tuvo múltiples ocasiones de gol, pero la falta de finiquito pesó. Marcos Bolados se vio muy bien, generando el desequilibrio necesario y ganando los balones en largo. Si bien son un gran recurso, no es posible depender del pelotazo.

Los “ejes” del mediocampo no aparecieron, provocando una notoria separación entre las líneas defensiva y ofensiva; obligando a jugar al pelotazo. Por último, el desempeño de la última línea fue nefasto; errores en la marca, exceso de pasividad, mala colocación.

Colo Colo se mantiene en la parte baja de la tabla, con siete puntos. Junto con esto, la derrota alba rompió una racha de 18 años sin perder en el Estadio Monumental, ante el decano del fútbol chileno. El próximo duelo del popular, será el domingo 6 de septiembre ante Universidad de Chile.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí