El pasado domingo 6 de septiembre, Colo Colo y Universidad de Chile animaron un nuevo superclásico del fútbol chileno. El encuentro terminó con un empate 1-1, que no dejó conforme a ninguno de los dos equipos.

A continuación, les traemos el detalle del rendimiento “Uno a Uno” de los jugadores del cacique, en el duelo frente al cuadro universitario.

Brayan Cortés: No apareció mucho, pues le llegaron poco. Tapó un par de llegadas sin mucho peligro y evitó de muy buena forma el gol de Joaquín Larrivey, quién se fue solo frente al arco. No obstante, tuvo mucha responsabilidad en el gol de “La U”; quedó parado, incluso se movió para el otro lado. No tuvo un mal partido, pero el gol lo condenó. No puede equivocarse de esa forma.

Óscar Opazo: Mejoró mucho en comparación al duelo frente a Wanderers. Se vio bien. Mostró una alta precisión en los pases y ganó el 70% de sus duelos. Anduvo bien en el marcaje y se mostró participativo en ataque; sobre todo, cuando se trasladó al sector izquierdo. En pocos minutos por la banda izquierda, logró proyectarse en varias oportunidades. No obstante, aún le falta combustible para volver después de unirse al ataque.

Julio Barroso: Volvió a la titularidad después de la dolencia de Zaldivia. Logró despejar un par de balones, anduvo bien con los balonazos en largo. Sin embargo, se vio lento. Además, en el ‘casi gol’ de Larrivey, estaba muy mal ubicado y dejando habilitado al delantero azul. Discreto partido.

Juan Manuel Insaurralde: Mejoró una enormidad. Los llamados de atención durante la semana dieron resultado. Se vio concentrado en todo momento, ganó todos sus duelos; tanto por piso como por alto, despejó, interceptó y mostró precisión en los pases cortos y largos. Tras un mal partido frente a Wanderers, demostró su jerarquía, y se reivindicó con un buen partido.

Gabriel Suazo: Se ve incómodo como lateral izquierdo, y es entendible, ya que no es su posición. Sin embargo, dejando de lado su posicionamiento, no tuvo un buen partido. Realizó varias faltas, recibió amarilla y por momentos se vio muy pasado de revoluciones. Mejoró en el marcaje, pero no tiene proyección en ataque. Opazo tuvo menos tiempo jugando por izquierda y desbordó el triple.

César Fuentes: Desde el primer minuto de juego, se notó que su misión del partido era neutralizar a Aránguiz y lo hizo bien, pues no apareció. Buenas intercepciones y buenos balonazos en largo, pero su concentración en labores defensivas, hizo que brille su ausencia para la generación de fútbol en zona ofensiva. No es su labor principal, pero aún así debe proyectarse de vez en cuando y ser opción en ataque.

Carlos Carmona: Al igual que Fuentes, anduvo bien en labores defensivas. Cubrió bien la banda cuando se necesitó y aportó de buena manera, metiéndose entre los centrales para dar salida, pero no aportó con pases hacia delante; mucho toque al lado o para atrás. No destacó, pero no cometió errores. Partido correcto.

Marcos Bolados: Si bien no aportó ni con goles, ni asistencias, sí influyó en la generación de juego ofensivo. Es el único jugador albo que mete un cambio de ritmo, las cosas como son. Gracias a su buen regate y velocidad, logró ganar varios duelos. Quizás deba explotar más el ‘uno contra uno’. A pesar de los desbordes, no fue de sus mejores partidos, sin embargo, cumplió con lo justo.

Leonardo Valencia: Creo que no está al 100% mentalmente, tiene la cabeza en otra parte, por sus asuntos extrafutbolísticos. Lo más bajo de Colo Colo; no fue el creador de fútbol que el equipo necesita, perdió casi todos sus duelos. No destacó con pases claves, ni con remates. Además, caminó durante largos pasajes del encuentro. Mal partido.

Pablo Mouche: Realizó un partido correcto. No tuvo muchas oportunidades, pero demostró su jerarquía, logrando asistir al gol y eso suma puntos. Se ganó una amarilla de forma innecesaria. Creo que físicamente aún no está a punto y se le nota. Mouche debe poder replicar lo hecho en el gol, durante todo el partido, no solo al comienzo, quizás tuvo que haber sido reemplazado antes.

Esteban Paredes: Tuvo una ocasión en todo el partido y la transformó en gol. Eso distingue a un goleador, por sobre un delantero corriente. Paredes a sus 40 años demuestra que puede seguir más vigente que nunca. Mientras siga marcando, su nulo aporte en la elaboración de juego pasa a segundo plano.

Matías Fernández: Me generó mucho gusto lo poco que vimos de Matías Fernández; se recogió bien para pedir el balón, regateó, tocó y hasta presionó. Su más grande aporte, fue el magistral pase a Nicolás Blandi, que acabó un fallo tremendo por parte del argentino. Ilusiona ver a Matías siendo participativo, quizás es el momento de darle más minutos, para ver si puede ser ese conductor que el equipo tanto necesita, y hoy no está.

Nicolás Blandi: Tuvo una ocasión inmejorable y la desaprovechó. Un goleador debe poder concretar esas acciones. No obstante, Blandi es un goleador de raza, quizás le falta tiempo. Sin embargo, la falta de minutos no son excusa para el mal partido que disputó.

Felipe Campos: Entró en los minutos finales, reemplazando a Pablo Mouche en los últimos minutos. No tuvo mayor trascendió en el juego.

Viendo el trámite del encuentro y los cambios realizados, me pregunto ¿Por qué Vejar no es tomado en cuenta? Con lo poco que ha jugado, acumula dos asistencias. Es un jugador joven que te puede aportar velocidad, cambio de ritmo y por ende, puede ser una solución al bajo nivel mostrado en los segundos tiempos, mostrado por “El cacique” tras el parón del fútbol nacional.

Gualberto Jara ya comienza a dar vuelta la página y enfocarse en O’Higgins de Rancagua; rival al que enfrentará Colo Colo este miércoles, a partir de las 16:00hrs. En el Estadio Monumental.

Artículo anteriorEl análisis de Gualberto Jara tras Superclásico: “Indudablemente tenemos que seguir mejorando”
Artículo siguienteGuarello en picada contra Blandi y Valencia: “De los peores clásicos que he visto”

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí