En conversación con Prensafútbol, Ricardo Dabrowski, campeón de América con el “Cacique” en 1991, analizó el complicado momento por el que atraviesa el elenco popular y confesó que esta situación la veía venir desde hace tiempo debido a las personas que dirigen al club.

El argentino vivió en carne propia una de las épocas más doradas de Colo-Colo, algo que se contraopone totalmente con el presente del equipo. Y es que quiebres y conflictos intitucionales y un pésimo desempeño futbolístico que lo tienen en puestos de descenso, tienen al club sumergido en una de las peores crisis de su historia.

“Uno va viendo y piensa ‘si esto sigue así terminará mal’. Yo aproximadamente hace unos 10 años dije ‘en Chile hoy por hoy no se está trabajando de buena manera y llegará un momento en que esta camada de jugadores (generación dorada) se va a terminar”, comenzó analizando el ortrora delantero en torno al recambio en Chile.

En cuanto a la falta de trabajo en las inferiores del club y la relación con los refrentes del mismo, el “Polaco” fue claro en señalar que “Colo Colo históricamente tuvo una base de jugadores formados en casa y siempre fue un plus en relación a los otros equipos chilenos. Siempre los referentes fueron formados en casa, y cuando uno se fija en eso piensa en que esto se veía venir hace rato”.

Uno ve personajes en Colo Colo y les da lo mismo, no pueden tener esa cara de piedra. Si hoy colo colo a nivel de instalaciones tiene todos los ingredientes necesarios y de la mejor manera para sacar jugadores, es imposible que no lo hagan“, añadió.

“Entonces uno piensa que el material humano es el culpable de no sacar jugadores. Una cosa es formar jugadores para cualquier equipo, otra cosa es formar jugadores para Colo Colo“, complementó el ex atacante trasandino.

Por su parte, para Dabrowski la ausencia de público en los estadios ha sido clave en la prolongación de la crisis. “A mi lo que me llama la atención es que no hay reacción. Posiblemente tenga mucho que ver la cuarentena, el tema que no haya gente en el estadio”.

“Esta situación hubiese decantado mas rápido con 40 mil personas en el estadio, se habrían tomado decisiones, es difícil soportar la presión de la gente que está viendo a la realidad”, sentenció el campeón de la Libertadores en 1991.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí