Pizarro debutó el 2 de marzo de 1982, el mismo día de su cumpleaños. Hoy, cuando cumple 57 años, ya es todo un histórico del Cacique. Capitán del equipo campeón de América y director técnico del campeón en la quiebra: El “Káiser” ha sabido ser campeón.

Surgiendo desde las inferiores del club, Pizarro de a poco se fue consolidando en el primer equipo. Su primera gran temporada llegaría en 1985, donde disputó 29 partidos y sumó su primer gol con la camiseta alba.

Desempeñándose como volante defensivo, en 1986 llamó la atención del seleccionado nacional, haciendo su debut frente a Brasil el 6 de mayo de ese año. A partir de ahí, Jaime fue recurrente en las convocatorias y en 1987 lograría llegar a la final de la Copa América. Con Pizarro como titular, Chile no pudo ser campeón, pero su gran actuación sería un precedente para lo que fue su consagración como futbolista profesional.

Su gran nivel mostrado en el popular, y con la Selección Chilena durante la Copa América, lo llevó a ser elegido como el mejor volante defensivo del mundo, durante la temporada 1987-1988, según la revista France Football.

Fútbol de Antes

Copa Libertadores 1991

Con la llegada de Mirko Jozic a la banca alba, el “Káiser” tomó un mayor protagonismo, siendo nombrado capitán del equipo en 1991. Ese equipo sería histórico, pues con Pizarro liderando desde el medio campo, Colo-Colo se coronó campeón de la Copa Libertadores. Un hecho histórico para el club y el país completo.

Junto con ello, vinieron más logros internacionales, tales como; la Copa Interamericana y la Recopa Sudamericana, dejando un legado eterno en las vitrinas del club. Esta última con un penal decisivo de Pizarro en la final.

Ya en 1993 decide buscar nuevos desafíos fuera de Chile. Pasó por Argentinos Juniors y el Barcelona de Ecuador, para luego volver al Cacique en 1994. Después tuvo un paso por Tigres y Palestino, finalizando su carrera como futbolista en 1999 vistiendo la camiseta de la Universidad Católica.

Campeón en la quiebra

La historia de Jaime Pizarro en Colo-Colo no terminaría ahí, pues en 2002 asumiría como director técnico del primer equipo en un momento muy complicado. La institución se había declarado en quiebra. Por primera vez en su historia, Colo-Colo podría desaparecer.

Pese a las dificultades y con un plantel lleno de jóvenes de la cantera, el popular se coronó campeón ese año con un motivador Pizarro en la banca. Ese gran logro, junto a la ayuda de los hinchas, sacaron adelante al club.

18 años después, en conversación con la prensa del club, el “Káiser” declaró: “Esa fue otra situación fantástica, vivida de otra dimensión, vivida de la dificultad, apremió incertidumbre y tener un grupo de jóvenes identificados con Colo-Colo fue súper potente y ellos, lo demostraron así y lo agradezco”.

El pasado 25 de febrero se confirmó que Pizarro, después de 14 años, volverá a dirigir. Barnechea oficializó la contratación del ex-capitán albo, quien luchará por lograr el ascenso con los huaicocheros.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí