Pablo Mouche es opción en Boca Juniors, debido a una rotura de ligamentos sufrida por Eduardo Salvio, que lo tendrá al menos seis meses fuera. Si bien, el libro de pases argentino cerró el 18 de febrero, ante una lesión de este tipo los equipos pueden fichar jugadores de la Liga Argentina o quienes tengan el pase en su poder, como es el caso del ex albo.

Por parte del cuadro “Xeneize” no ven con malos ojos un posible arribo del delantero, ya que es un jugador con larga experiencia en el club. Pablo Mouche Defendió la camiseta xeneize entre 2005 y 2012, donde ganó tres torneos nacionales y llegó hasta la final de la Copa Libertadores en 2012.

El ex albo actualmente se encuentra entrenando en el barrio de La Boca, Buenos Aires. Según DaleAlbo, su nombre también fue vinculado días atrás con Everton y Deportes La Serena, e incluso habría negociado y acordado montos con los viñamarinos. El Grupo Pachuca también estaría en conversaciones con otro ex colocolino, Julio Barroso.

Ilusionado con Boca

El delantero declaró al programa radial Boca de Selección su disposición a negociar: “Se abrió esta puertita y las esperanzas nunca se pierden. Si está el llamado, yo feliz de escuchar. Creo que Boca tiene los jugadores y el plantel para hacer un buen año, una buena Copa Libertadores y un buen torneo. Calidad sobra”, declaró.

“Hoy me encuentro con el pase en mi poder, entrenando en Argentina. Estoy abierto a escuchar cualquier interés, si es de Boca no hay duda de que me siento en una mesa a charlar en cualquier momento“, comentó Mouche.

Su cercanía con la dirigencia allanaría aún más el camino: “Con Román (Riquelme, actual vicepresidente segundo del club) siempre tuve una buena relación, no fuimos nunca amigos; siempre una relación de respeto, compañerismo, pero no tuve contacto con el Consejo. Con Raúl (Cascini) me he cruzado en algún evento”:

Un paso polémico

Su despedida de Colo Colo no fue de las mejores. Su bajo rendimiento el último año causó molestias entre los hinchas. Marcó apenas tres goles en 25 partidos con el popular y erró goles que pudieron costar caro en la segunda rueda del 2020.

También protagonizó una discusión con Julio Barroso que casi llegó a los golpes. El Almirante lo encaró debido a que junto a Matías Zaldivia, Juan Manuel Insaurralde y Nicolás Blandi, se negaron a repartir los 550 millones de pesos correspondientes a los derechos de imagen.

La última polémica fue su supuesta desvinculación justo el día antes del partido final contra O’Higgins. Esto, tras enterarse de que no seguía en el club.

Con la partida de Mouche, el Cacique obtuvo un cupo disponible para el arribo de un posible jugador extranjero. Actualmente, la mesa directiva junto a Gustavo Quinteros se encuentran analizando la llegada de próximos refuerzos, con miras a un central, un volante central y un delantero centro.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí