El chileno-sueco llega desde el Hannover 96 de la segunda división alemana, en el cual estuvo desde 2014 y terminó contrato en junio de 2020.

Colo-Colo presentó al lateral izquierdo como su cuarto refuerzo, quien después de algunas trabas debido a una antigua causa judicial, finalmente vestirá la camiseta alba. Con el dorsal “3” en la espalda, Miiko manifestó que a pesar de su largo tiempo sin jugar, se encuentra muy bien físicamente.

“En Suecia tengo mi team, he entrenado mucho, estoy muy bien físicamente y preparado para hacer lo mejor posible por Colo-Colo”

Su rendimiento

Albornoz lleva 8 meses sin jugar. Su última temporada en el Hannover fue discreta, perdiendo la titularidad y finalizándola con 23 partidos jugados y una asistencia. Sin embargo, su largo recorrido por el viejo continente le dieron credenciales suficientes para poder llegar al fútbol chileno.

Destacado por su faceta defensiva, es un jugador polifuncional en la zaga. Así lo destacó el técnico albo, Gustavo Quinteros: “Es un buen jugador, puede jugar de central y lateral, estuvo en la Selección y sería interesante que pueda llegar”.

Miiko ha sido citado en varias ocasiones a la Selección Chilena, completando 14 partidos y anotando dos goles. Al ser consultado sobre su posibilidad de volver a la roja, respondió: “Si la selección me llama, seria un gran honor vestir la camiseta roja”.

Finalmente se expresó orgulloso de este nuevo desafío en su carrera. “Yo he venido para jugar por Colo-Colo, voy a jugar por uno de los equipos más grandes de Sudamérica”.

El defensor ocupará el puesto que ocuparon Brayan Véjar, Gabriel Suazo y Ronald de la Fuente la temporada pasada. Este último saliendo en préstamo a Curicó Unido.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí