El argentino que defendió la camiseta del Campanil la temporada pasada, prestó declaraciones sobre la amenaza de muerte que recibió, antes del último encuentro del Campeonato Nacional 2020. 

Alejandro Camargo cerró su capítulo con Universidad de Concepción y se trasladó a Deportes Melipilla de cara a la temporada 2021. No obstante, hay una situación que todavía no puede dejar atrás, el mensaje que recibió su familia en la antesala del encuentro, que selló el descenso de los penquistas y la salvación del Cacique.

Según contó el jugador en diálogo con La Redgoleta de Redgol, la amenaza le llegó por una fotografía por medio de WhatsApp a su cónyuge, Anita Miralles. Quien decidió contarle al mediocampista recién al término del partido, cuando éste se encontraba camino a Concepción

“Me amenazaron me dice y me mandó una foto donde había, en una mesa, un arma y un cargador al lado y decía que si el equipo de tu esposo ganaba, le iban a hacer un agujero a uno de los tres que estaba ahí, o sea mi señora, mi nena o mi nene” detalló.

Además, Camargo cuenta que también recibió algunos mensajes a los que no les dio importancia, pero no pudo dejar pasar esta situación en particular porque estaba involucrada su familia. “A mi me llegaron un montón de cosas pero yo no le daba bolilla. Eso me molestó, porque la familia es tocar algo de uno”

“Me chocó porque hasta qué punto llega el fútbol. Si bien a los jugadores nos insultan, ya estamos “mal” acostumbrados, pero bueno, que se la agarren con nosotros, no con la familia de los jugadores” agregó.

Junto con ello, sostuvo que se hizo la denuncia a la PDI y luego llegó un auto de Carabineros a custodiar el hogar, pero que todavía no se tiene información del autor.

“Le tomaron la denuncia y bueno nosotros a los dos días nos fuimos a Mendoza, pero estando allá llamaban a mi esposa para saber como estábamos. En ese sentido se portaron bien” señaló. 

Finalmente, el argentino sostuvo que “quizás nosotros mismos, los jugadores, decimos que es de vida o muerte, pero es algo simbólico, por el amor al club y porque defendemos los colores, pero ya que te manden una foto de un arma a tu casa y a tu familia no es lo mismo, no tiene comparación”

Actualmente, Alejandro Camargo trata de olvidar este episodio y se concentra en su desempeño en el próximo torneo, con su nuevo club; el recién ascendido Deportes Melipilla

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí