Miiko Albornoz se resintió de una molestia muscular y no será opción para el partido contra Universidad Católica en la Supercopa, de este domingo.

El lateral chileno-sueco al popular con una larga inactividad, ya que, se perdió cerca de la mitad del año pasado, debido a que no renovó su contrato con el Hannover.

Ayer se dio por terminada la pretemporada con el amistoso contra Curicó. Si bien, Miiko no iba a empezar como primera opción, ya que debe ponerse a punto, ahora la posición de lateral se la llevará Gabriel Suazo.

De esta manera, los dirigidos por Gustavo Quinteros sufren su primera baja del año; sumándose a Opazo y Zaldivia, quiénes todavía no logran recuperarse en su totalidad de sus lesiones sufridas durante el torneo pasado.

La clínica alba

El torneo pasado Colo-Colo sufrió una importante baja de jugadores por el tema lesión. Donde cerca de 10 jugadores sufrieron con las molestias, roturas, esguince, entre otros.

En ese caso, Matías Zaldivia es el que más tiempo lleva en recuperación luego de cortarse el tendón de Aquiles, dejándolo fuera todo el año 2020.

A él se le suma, el “torta” Opazo que tuvo una rotura de ligamentos en su rodilla derecha que le ocasionó perderse toda la segunda rueda del campeonato.

Valdivia, Matías Fernández, De La Fuente, Gabriel Costa, Villanueva, Blandi, Paredes y Bolados también tuvieron que pasar por “la clínica colocolina” para evaluar su recuperación.

Sin embargo, hoy el ex jugador de Botafogo, Leonardo Gil, pasó las pruebas físicas y se incorporó al entrenamiento del Cacique. En los próximos días se espera la presentación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí