Los conflictos con el bloque Vial, Gustavo Quinteros y el Club Social y Deportivo hicieron perder la confianza en el actual timonel de Colo-Colo

A pesar de terminar la pretemporada alba de la mejor manera, no todo circula bien al interior del club. Los constantes choques entre los dos bloques dirigenciales suma un nuevo capítulo. Según consigna DaleAlbo, el bloque Vial lo acusa de actuar con un exceso de individualismo y de dirigir Blanco y Negro solamente con Harold Mayne-Nicholls.

Cabe recordar, que en la última reunión de directorio, el bloque opositor ya pidió la renuncia del actual timonel de Colo-Colo. Aquel 2 de marzo, Mosa respondió: “Ellos no tienen una condición deportiva o institucional para presentarla. La obstrucción que ha llevado a cabo este sector del directorio ha sido desestabilizar desde el primer minuto”.

Incluso, según el mismo medio deportivo, las relaciones con Gustavo Quinteros también se habrían quebrado. El caso Barroso, junto a la incorporación de refuerzos que no pidió y la lentitud en traer un nuevo central habrían acabado con la paciencia del entrenador.

La distancia habría llegado a tal punto, que el presidente no contesta los mensajes del argentino, y con el vicepresidente tendría una nula comunicación.

Todo se decide en abril

La reunión pactada para fines de abril será fundamental para decidir el futuro de Aníbal Mosa al interior de Colo-Colo. El directorio no vería con buenos ojos el quiebre entre Gustavo Quinteros y la administración.

El individualismo antes mencionado, tendría como consecuencia la pérdida de apoyo del resto del directorio para encabezar un proyecto deportivo el próximo período. El círculo de hierro del actual presidente estaría compuesto por Mayne-Nicholls, Daniel Morón y Pablo Morales.

Sin embargo, en la próxima junta accionaria, debería sumarse un nombre clave a la contraparte liderada por Alfredo Stöhwing, Carlos Cortés, Ángel Maulén y Diego González. El presidente del Club Social y Deportivo, Edmundo Valladares, ya ha manifestado su intención de que haya un cambio radical al interior de la dirección alba. Su voto sería fundamental.

En una hipotética derrota, Mosa seguiría siendo el mayor accionista del club. La venta de acciones también serían una opción, pero el ímpetu del timonel de no dar brazo a torcer, junto a una ausencia de compradores, hacen ver lejana esta alternativa. Optaría por seguir en el club, aunque sea en un rol secundario.

Recordar que hace unos días atrás, el CSyD Colo-Colo puso en la mesa el nombre de Marcelo Barticcioto como candidato a ByN. ¿Podrá llegar el 7 del pueblo a la administración alba?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí