El agente aseguró que el zaguero está preparado para tomar un desafío de esta estirpe. Sin embargo, todo queda a la espera de ver si encaja en el presupuesto de Blanco y Negro.

Colo-Colo sigue en la búsqueda de un defensor central para suplir la partida de Julio Barroso. El nombre que tomó fuerza en las últimas horas es el de Emiliano Amor, defensor de 25 años que pertenece a Vélez Sarsfield. El jugador fue presentado a la dirigencia por el mismo Gustavo Quinteros en la reunión de ayer.

Fue el representante del zaguero, Tomás Budelli, quien confesó a RedGol que, a pesar de no tener contactos aún, al jugador le interesa mucho llegar al “Popular”: “Llegar a un equipo grande de Chile sería espectacular para Emiliano, porque ya hizo toda la carrera y toda su base para estar en un club grande”.

Nadie se ha comunicado de Colo Colo. Ayer explotó la noticia, pero la realidad es que no me llamó nadie, no me contactó nadie. Tiene contrato con Vélez hasta el 30 de junio”, agregó el empresario.

Por último, el agente manifestó su disposición a negociar y que Amor quiere tomar este nuevo desafío: “Nosotros estamos 100% dispuestos a conversar”.

El jugador tiene una amplia trayectoria, ya que ha defendido los colores de Sporting Kansas City de la MLS, Aldosivi, San Martín de Tucumán, y actualmente Vélez Sarsfield.

Problemas de presupuesto

En caso de concretar la llegada de Amor, se cerraría la larga teleserie de los refuerzos para el 2021. Ha sido un constante tira y afloja entre los directivos y Gustavo Quinteros, quien dice que con un defensor central más, cree poder pelear el título. Sin embargo, el interés de Blanco y Negro era cerrar el plantel con la llegada de Leonardo Gil.

El principal argumento de la administración privada, presidida por Aníbal Mosa, es la falta de presupuesto y la constante negativa de parte del entrenador a los nombres que se le han ofrecido. Por su parte, son varias las condicionantes que reducen el poder adquisitivo del club.

Una de los puntos fue no clasificar a ningún certamen internacional. Clasificar a la fase de grupos de la Copa Libertadores, significa un ingreso de tres millones de dólares(un millón por partido de local). Por su parte, jugar la primera fase de la Copa Sudamericana genera un ingreso de 300 mil dólares con la posibilidad de sumar por cada avance.

La otra gran condicionante es la incertidumbre de que vuelva el público a los estadios. En el caso hipotético de jugar sin gente, Colo-Colo contaría con un millón y medio de dólares menos en su presupuesto por el factor entradas.

Pero el técnico argentino-boliviano es insistente. Además de un zaguero central, pidió hacer un último esfuerzo económico por Favio Cabral para llenar la plaza del centro delantero.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí