Tras la caída de Fabricio Formiliano, se activó el “Plan B” de Gustavo Quinteros: Emiliano Amor. Sin embargo, la situación su situación se complica cada vez más.

Sigue la novela del central en Colo-Colo. Después de la caída de Fabricio Formiliano, Blanco y Negro queda contra las cuerdas, y agota la paciencia de Gustavo Quinteros, quien desde la salida de Julio Barroso, estableció como prioridad la llegada de un central.

Ante la caída del central uruguayo, el cuerpo técnico tenía un “Plan B”. Este es Emiliano Amor, central argentino perteneciente a Vélez Sarsfield. Las negociaciones en un comienzo parecían más accesibles que las anteriores, pues rápidamente Colo-Colo había llegado a un acuerdo con el jugador.

Así lo informó César Luis Merlo, periodista especializado en fichajes, declarando que sólo falta que el agente logre la salida del jugador, pues el acuerdo con los albos está hecho. Lo anterior parecía sencillo, pues el central no está siendo considerado en “El Fortín”.

Sin embargo, todo se complicó cuando el mánager del jugador, Pablo Cavallero, en conversación con El Gráfico, declaró: “Antes (de junio) es imposible que salga, salvo que compren el pase”.

El pase del jugador tiene un valor de un millón de dólares, imposible de pagar para Colo-Colo, en vista de su estado económico y sus anteriores negociaciones.

Lo último que se sabe es que el agente de Amor conversó con Merlo y le dijo: “Está la propuesta de Colo-Colo y es concreta. Estoy esperando para reunirme con el presidente de Vélez”.

Esto deja en incertidumbre a los hinchas y a Gustavo Quinteros, quien ha debido esperar más de lo esperado el central que tanto necesita.

Recordamos que Colo-Colo se enfrentará a Cobresal este sábado en El Salvador, donde le pesará las bajas de Maximiliano Falcón y Felipe Campos, dos centrales vitales en el esquema del Gustavo Quinteros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí