En el marco de la campaña “Historias de Tradición” realizada por Pilsen del Sur, el volante del Cacique se sinceró respecto a su pasión y sus sentimientos por la escuadra de Macul.

A lo largo de la historia de Colo-Colo, han pasado múltiples jugadores que se han considerado hinchas de la institución. Quienes pasaron de alentar al equipo desde la galería hasta defenderlo desde la cancha. Uno de ellos es Ignacio Jara, quien comentó acerca de la pasión que mantiene desde hace años por el Popular.

El volante de 23 años, en conversación con el sponsor oficial del Cacique, Pilsen del Sur, comentó que desde niño se considera hincha de Colo-Colo, y que “el que más me inculcaba a que yo fuera colocolino fue mi padre. Él es súper colocolino, incluso tiene un indio (tatuado en el pecho). Al igual que toda mi familia. Creo que desde ahí empezó el amor por Colo-Colo“.

El “Nacho”, además, se refirió acerca de su llegada al Popular la temporada pasada, y mencionó que, en su caso personal, “nunca nadie me regaló nada, y ahora estar acá es un premio al esfuerzo, a que nunca bajé los brazos, y creo que ese amor por Colo-Colo es fundamental”.

Ignacio Jara cambió el partido para Colo Colo en media hora - AS Chile
En la temporada pasada, Ignacio Jara fue clave en el triunfo de Colo-Colo sobre Unión La Calera. El volante, que ingresó desde la banca de suplente, anotó el empate mediante un remate de larga distancia y asistió a César Fuentes para el
2-1 final.

Junto con lo anterior, Jara aseguró que “nunca tuve lazos con Colo-Colo en temas de fútbol”, pero recordó una anécdota de pequeño que tuvo relación con el club, y aseveró: “Tenía que ir a entrenar por otro club, pero donde era tan hincha de Colo-Colo y me gustaba tanto ir al estadio, decidí no ir a entrenar ni estudiar”.

A lo que agregó: “Puse una polera mía que tenía de Colo-Colo afuera del metro Pedreros. Ahí estuve toda la tarde hasta que pudimos hacer la plata junto con otro amigo para ir al estadio, para ir a alentar al equipo”.

El jugador, comentó que el partido correspondió a un duelo entre el Cacique y O’Higgins, y que finalmente, los albos lograron imponerse ante los rancagüinos. “Fue algo hermoso, de lo que no me arrepiento. Obviamente después los retos en la casa llegaron fuertes, pero fue algo que valió la pena“, finalizó.

Artículo anteriorMiembro del Tribunal explica la sanción de Zaldivia: “Fue una acción similar a lucha libre o judo”
Artículo siguienteJeyson Rojas: “Quiero dejar un nombre en Colo-Colo”

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí