Luego de un fin de semana sin fútbol por las votaciones, Colo-Colo volvió a los entrenamientos de cara al duelo ante Huachipato, con entrenamientos personalizados para algunos de sus jugadores.

El Campeonato Nacional tuvo una fecha libre por las votaciones de constituyentes, concejales, gobernadores y alcaldes. Ante esto, Colo-Colo pudo terminar de recuperar a ciertos jugadores que arrastraban lesiones y/o molestias físicas, como es el caso de Martín Rodríguez y Carlo Villanueva.

Tras esto, El Cacique, volvió a las prácticas este lunes con la vista puesta en Talcahuano, puesto que visitará a Huachipato este domingo 23 de mayo en busca de una victoria luego de dos derrotas consecutivas.

Los tres puntos, son esenciales para el popular, si es que desea meterse en la disputa por proclamarse campeón, debido a que Colo-Colo debe recortar distancias y tendrá libre la fecha subsiguiente.

Gustavo Quinteros podrá contar para el duelo ante los acereros nuevamente con Martín Rodríguez, Gabriel Suazo, Carlo Villanueva y Matías Zaldivia, como opciones para disputar este encuentro frente a Huachipato,

Las únicas dos bajas que posee el cacique son Miiko Albornoz, quien sufrió un desgarro, y Óscar Opazo, quién ya entrena con el equipo y está al borde del alta médica después de meses en inactividad.

Los entrenamientos especiales

Martín Rodríguez y Gabriel Suazo tuvieron un entrenamiento aislado y personalizado este fin de semana, y asoman como titulares indiscutidos luego de ausentarse en la derrota frente a Palestino, por una doble lesión y doble suspensión por castigo, respectivamente.

Es por esto, que Gustavo Quinteros planea tener a estos dos jugadores en el once titular, por lo que debieron hacer un entrenamiento personalizado para volver a punto en su forma física y estar presentes en Talcahuano.

Martín Rodríguez, tuvo una doble lesión en el Superclásico y ya se encuentra finalizando el proceso de recuperación. Este fin de semana, el ”Tin”, trabajó aislado con el preparador físico Hugo Roldán, para recuperar energías y ponerse a punto físicamente para retomar el tiempo perdido por sus lesiones.

Por su parte, el capitán, Gabriel Suazo, estuvo suspendido por dos fechas luego de una expulsión por un codazo a Gonzalo Espinoza en el Superclásico. Suazo, también trabajó de manera aislada y tuvo un entrenamiento personalizado por una única razón, la ausencia de laterales izquierdos.

Ambos jugadores, muy probablemente comenzarán desde el arranque en Talcahuano, y estarán presentes en un partido muy difícil que contempla a uno de los mejores equipos chilenos en competencias internacionales este año, pues Huachipato, líder del grupo A de Copa Sudamericana.

Artículo anteriorLa fallida llegada de Carlos Bacca a Colo-Colo
Artículo siguienteLa invitación de Emiliano Amor a excompañero en Vélez para que arribe a Colo-Colo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí