El ex portero albo reconoció que habló con Arriagada, Cruz y Falcón para que continuaran en el proyecto deportivo del club, en el cual Gustavo Quinteros los consideraba importantes.

Colo-Colo vive su mejor momento en mucho tiempo. El fin de semana pasado concretó el bicampeonato en la Copa Chile y a la vez lidera la tabla de posiciones en el campeonato nacional. Uno de los grandes protagonistas en medio de este renacer han sido los juveniles albos, quienes han aparecido tanto como titulares como también en los segundos tiempos para comenzar a sumar minutos.

En este sentido, uno que ha sido fundamental en la tarea de que los formados en casa hayan tenido paciencia para ganarse un puesto ha sido el director deportivo del Cacique, Daniel Morón, quien confesó en diálogo con El Deportivo de La Tercera que conversó con cada uno de ellos para que permanecieran en el club.

Los jóvenes han sido vitales en los momentos más difíciles de nuestra historia y también en los más importantes. Cuando llegué en 1987, había jugadores de la casa como el Chano Garrido, Jaime Pizarro, Chupete Hormazábal y el Pillo Vera. Algunos continuamos y formamos el equipo que ganó la Libertadores del 91”, comenzó diciendo el “Loro”.

El otrora guardameta atribuye gran importancia a los cadetes en los momentos más complejos del club, ya que se han puesto la camiseta para ponerle el pecho a las balas.

En la quiebra aparecieron un montón que terminaron siendo campeones, y eso te da el significado de ser nacido en Colo-Colo. El año pasado también muchachos de 18 años aparecieron para no descender. Está el caso de Jeyson Rojas y Bryan Soto, que sumaron minutos, y en esta temporada, Vicente Pizarro, las apariciones de Bruno y Daniel Gutiérrez, Luciano Arriagada y Joan Cruz”.

Según revela Morón, el caso de Cruz fue algo más complejo, ya que a pesar de no haber sumado minutos en el primer equipo, fue buscado por Flamengo de Brasil a principio de temporada. AIM Fútbol, agencia que lo representa, fue uno de los principales motivadores para que el volante abandonara Macul.

Nosotros le dijimos que no, porque queríamos sostener este proyecto con ocho o nueve jugadores de la casa. Nos gustaría que jueguen el Campeonato Nacional, la Libertadores y cuando ya tengan esa experiencia, irse y beneficiar tanto al club como a ellos mismos deportivamente hablando”, contó el ex campeón de América con Colo-Colo.

“No es fácil decirle algo así, los representantes los entusiasman, pero yo jugué 20 años y es un proceso en el que tarde o temprano tendrás una nueva oportunidad”, complementó.

Colo Colo: Los juveniles que debutarán en el Campeonato Nacional contra  Ñublense

Otra promesa que pudo partir

El director deportivo albo reconoció que otro que pudo emigrar del club mediante un préstamo fue Luciano Arriagada, a quien solo le restaba la firma para defender los colores de otro club del país. “Tenía todo listo para partir a La Calera, y yo le dije ‘¿quién te asegura que jugarás? En cambio si acá haces un gol vas a ser noticia nacional’. 

La palabra del ex portero tuvo mucho sentido, ya que el joven delantero marcó en dos ocasiones seguidas con muy pocos minutos en cancha, cosa que llamó la atención del medio y lo llevó a ser nominado por Martín Lasarte para la Copa América de este año. “Hizo un gol en Colo-Colo y lo llamaron a la selección. Cuando volvió, me miraba y se reía nomas”, agregó.

A pesar de haber perdido algo de protagonismo, el delantero es parte importante del proyecto deportivo de Gustavo Quinteros, quien busca una constante competencia en cada una de las posiciones.

Uno se fue y el otro se quedó

El arquero campeón de la Copa Libertadores contó que tuvo conversaciones muy similares con Williams Alarcón, quien concretó la extensión de su contrato por cuatro años más con el “Popular”. Sin embargo, el canterano decidió partir a préstamo a Unión La Calera ya que solo sumaba 134 minutos en el campeonato. Además, los cementeros tienen la posibilidad de comprar parte de su carta una vez finalizada la cesión.

En esta línea, otro que estuvo muy cerca de partir fue Maximiliano Falcón, quien fue pretendido por un par de equipos de su país, siendo el más importante Peñarol.

Cuando me senté con él, le dije que era ídolo y que jugara una Libertadores. Le hice saber que por más grande que fuese Peñarol, no debía volver a Uruguay, que debe aspirar a Europa, México o la MLS, y eso lo entendió. Me retribuye mucho que los jugadores se den cuentan y me entiendan”.

El director deportivo también reconoció que están en una intensa búsqueda de jugadores para cumplir con las necesidades de Gustavo Quinteros, pero que serán mesurados en las negociaciones considerando la actual situación económica del club.

Artículo anteriorEmiliano Amor sufrió grave lesión y tendrá que pasar una larga recuperación
Artículo siguienteEs oficial: Williams Alarcón fue presentado como refuerzo en rival directo de Colo-Colo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí