La justicia tomó una drástica determinación con los simpatizantes que de ambos equipos que protagonizaron desmanes antes y después del encuentro.

Colo-Colo y Curicó Unido se enfrentaron en un apasionante duelo el fin de semana recién pasado, con un emocionante empate 1-1. Sin embargo, gran parte de las miradas se lo llevó lo que ocurrió fuera del terreno de juego, tanto en el Estadio Monumental como en la Región del Maule.

Y es que 22 hinchas del Popular fueron detenidos por incidentes en los alrededores de ‘La Ruca’. Por lo que quedaron con prohibición de ingresar a los estadios de fútbol en nuestro país. Cinco de ellos fueron arrestados en la previa del encuentro por trasladarse en un vehículo con encargo por robo.

Un castigo ejemplar

En la vereda de Curicó Unido, un puñado de mal llamados hinchas lograron subir al techo del bus que trasladaba al plantel y agredieron al jugador Bayron Oyarzo.

La situación, se dio porque el delantero se negó a regalar la camiseta que estaba utilizando en aquel momento. Esto, enfureció a dos de las personas que lograron subir al techo del vehículo y golpearon al futbolista, para luego enfrascarse en una pelea con otros hinchas del equipo del Maule.

Ante la ola de violencia registrada en el fútbol nacional en las últimas semanas, se tomaron cartas en el asunto y ninguno de estos sujetos podrán ingresar a los estadios de nuestro país. Siendo los curicanos quienes salieron más perjudicados, ya que su castigo será por más de 13 años. Además, se inició un proceso judicial por el actuar de estos hinchas.

Artículo anterior¿Gustavo Quinteros no lo quiere? La particular teoría de Claudio Borghi sobre la suplencia de jugador albo
Artículo siguienteBuen ambiente en Macul: La nueva locura de Maximiliano Falcón que sacó carcajadas en las redes sociales