Blanco y Negro quiere cumplir con los principales anhelos de Gustavo Quinteros y estaría a detalles de cerrar una nueva incorporación.

Pese a que la temporada terminó hace pocas semanas, en Colo-Colo se mueven rápidamente en la previa del mercado de fichajes. Blanco y Negro no quiere perder el tiempo y en próximos días podría cerrar a su segundo refuerzo de cara a la temporada 2023.

El primer jugador que llegará a Colo-Colo es el arquero Fernando De Paul, que ya pasó sus exámenes físicos para sellar su acuerdo con el Cacique. Además, pese a que aun no es oficial, el portero nacional ya se despidió hace algunas semanas de los funcionarios y compañeros de Everton del Viña del Mar.

Ahora bien, ante el rápido movimiento de la dirigencia y del cuerpo técnico, Colo-Colo podría abrochar a su segunda incorporación para el año 2023. Se trata de Ramiro González, argentino nacionalizado chileno que fue figura en Unión Española y que Gustavo Quinteros lo pidió a mitad de año en 2022, pero que no llegó tras no aprobar los exámenes médicos.

De hecho, este problema físico es una de las trabas que tiene a la dirigencia de Blanco y Negro pensándolo más de una vez antes de enviar un oferta. Sin embargo, tras pasar los chequeos médicos en la Clínica MEDS, Ramiro González estaría apto para llegar a Colo-Colo.

Por lo tanto, solo queda esperar el veredicto final de la directiva, puesto que los exámenes del día viernes 11 de noviembre, salieron todos “ok” para que llegue al Cacique. Si todo anda como corresponde, Gustavo Quinteros tendría su segundo refuerzo para el año 2023.

Artículo anteriorOperación Carlos Palacios: Las opciones que buscan en Colo-Colo y las trabas que ponen desde Brasil
Artículo siguienteHermanas de Juan Martín Lucero llenan sus redes sociales con emotivos mensajes por su éxito en Colo-Colo